IRENE SÁEZ: EN POLÍTICA TE TIRAN A MATAR

Click para restablecer imagen

Irene Sáez a través del espejo

"En la política te tiran a matar"  

Su desempeño en la alcaldía  de  Chacao le ha exigido a Irene Sáez una mayor disposición de ánimos para madurar. La ex  Miss Universo ha tenido que acostumbrar su mirada a la fauna "egoista y falsa" que abunda en el teatro político nacional. De este lado del espejo no es fácil confiar en muchas personas. Casi sin quererlo, su personalidad se va dibujando como el nuevo paradigma del liderazgo nacional. Fundo un nuevo partido con el nombre “Irene” que solo apoyó su candidatura. 

Rodolfo  Baptista

Hace algunos años, muy pocos habrían apostado por el éxito de Irene Sáez en su gestión municipal. Las voces suspicaces en torno a las aptitudes gerenciales de la alcaldesa no han desaparecido. Aún se dejan oír, condenas en más de una  charla inconducente en  la cotidianidad caraqueña. Pero el discurso de quienes hacían mohines de aversión a la idea de un municipio manejado por una  Ex Miss Universo revela una curiosa paradoja, singular esquizofrenia de la opinión pública: mientras, por un lado, se ensalzan los logros en materia de vigilancia y organización vecinal, admitiéndolos como una de las pocas conquistas francas exhibidas por alguna gestión democrática local, por el otro, se burlan de los arranques kitch de la administración como síntomas  de la  frívola voluntad del timonel; alguien de  quien no cabria esperar una conducción mas inspirada y efectiva.

 ‑ ¿La imagen de una  Miss “frívola” ha sido un escollo que tuvo que salvar a la hora de emprender una carrera política?

Yo pienso todo lo contrario. Pienso que desde que nací he tenido una sola personalidad, que se ha ido consolidando con el transcurso de los años y en la medida que uno va creciendo y aprendiendo. Irene Sáez siempre fue Irene Sáez. Siendo Miss Universo o en cualquier lugar en que he estado. Lo bueno es que la gente me ha visto cumpliendo diversos roles: o bien trabajando en campañas institucionales, como profesional, o estudiando Ingeniería Civil, o graduándome de Licenciada en Ciencias Políticas, o haciendo mi maestría como agregada cultural de los Estados Unidos, Irene Sáez siempre ha sido la misma y hoy es la Alcaldesa Irene Sáez es sus acciones.

‑ El oficio de lo político tuvo que haberle significado un cambio en su personalidad.

‑ Es un cambio producto de la madurez. El mundo político es más crudo. Aquí no te tiran a herir: aquí te tiran a matar. El riesgo de no salir vivo es muy alto. Si te equivocas hasta puedes ir preso. El precipicio sobre el que estoy pasando es mas alto. Pero hay un hilo que me mantiene atada y es la creencia de que de lo que estoy haciendo es lo correcto.

‑ ¿Cómo ha logrado enfrentar el juego de las acusaciones y trampas que significa la vida política?

‑ Lo que he tenido es que ponerme una especie de lentes en tercera dimensión, y ver a la gente como realmente es. En un mundo tan crudo que la realidad se hace mas tangible. Cuando uno no está metido en política, uno sueña con la maravilla de país y de gente que tenemos. Pero del lado de acá, uno empieza a ver las cosas malas. Empieza a ver el egoísmo, empieza a ver la maldad, empieza a ver los intereses.   Esas cosas que te dicen cuando niña pero en la vida las vas viendo y vas teniendo experiencias donde esas cosas comienza a existir. Esta es una percepción extraña. Aquí la vida es batalla, es guerra, es riesgo. He tenido la experiencia de conocer personas y pensar que son muy amables y muy afectuosas y, luego de un tiempo, las ves metidas en política y te das cuenta de que mejor hubiera sido quedarse con el recuerdo. Empiezas a ver la falsedad de la gente; que hay una mediocridad absoluta y que sus valores son realmente falsos. Empiezas a darte cuenta que lo que están buscando es un interés personal y hasta tratan de usarte.

‑ ¿No le atemoriza eso?

‑ ¡No! Ahora estoy viviendo la verdad. Pienso que fui preparándome: mi educación, mi familia y todas mis experiencias, me han ido socializando a un ritmo muy rápido. En realidad, he tenido que madurar siempre muy rápidamente para llegar a luchar en este puesto a los 33 años. Se me fueron los 32 años y no se si llegue hacer las cosas que hace la gente de esa edad. Lo único que sí te puedo confesar como ser humano es que  ahora estoy viviendo en un  teatro de acontecimientos. Lo siento a flor de piel. Mi cuerpo es un  centro de reciclaje. Yo siempre busco transformar lo negativo en positivo. En estos dos años de gestión, he tenido momentos muy duros, pero siempre he pensado que vale la pena. A veces llego con muchos problemas a mi casa, no duermo y al día siguiente, es un nuevo día.

‑ ¿A usted le hubiera resultado mas fácil dedicarse a hacer otras cosas? 
´
‑ Bueno es verdad. He podido estar trabajando en una empresa, o ha podido estar de viaje o en campañas comerciales en el extranjero y estuviera ganando dólares pero eso no me hace feliz. A mi hace feliz estar aquí resolviendo mis problemas y escuchando a mis vecinos. Yo aquí puse mi vida sobre la mesa, todo mi prestigio,  todo lo que he sido. Yo no he venido aquí a perder mi tiempo. No importa el momento pero hay que actuar. Aquí lo que se necesita es decisión sin tener miedo. .

SEGUNDO REINADO. 
La Alcaldesa de Chacao tuvo que hacerse cargo de la casa, madurar rápidamente en el transcurso de dos años de gestión y comprender sobre la marcha que en la vida real “Los Malos” disparan a matar. A pesar de su falta de experiencia en el terreno político, Irene Sáez se ha defendido utilizando algo de sentido común y un gusto ecléctico adolescente según algunos ‑  en el manejo de la estética urbana.  

“Chacao ha tenido sus altibajos. Pero siempre ha tenido su mismo calor humano. Yo he intentado rescatar las tradiciones, la libertad de salir a la calle, de recuperar su sentido de comunidad, que la gente sienta que el Municipio le pertenece. Percibía que se estaba perdiendo este sentimiento: ahora tenemos un sitio mas seguro mas limpio, con mas orden”.

‑ Se dice que gobernar Chacao es muy fácil: es el municipio que mas dinero tiene y casi no tiene barrios…

‑ Es muy fácil decirlo ahora. Pero, si todo es dinero, ¿Por qué no se hizo nada antes, cuando Venezuela era mas rica? Es muy cómodo venir a decirlo ahora que el Municipio si funciona ¡Que mediocridad mental! Chacao es lo que es hoy en día, porque estamos recaudando impuestos, porque los comerciantes están trabajando, porque están las patentes de industria y comercio. Y allí están los impuestos a la vista: vea los camiones de  basura, vea los servicios de seguridad, vea su servicio de salud, vea su servicio de tránsito. Vea la infraestructura que estamos dejando aquí. ¿Por qué no te hablan del trabajo de 24 horas de nuestro equipo, ni que Chacao esta sonando positivamente a nivel internacional?, ¿Por qué no te hablan de los colegios que tenemos, con computadoras en todos los salones, ni que les damos  charlas de moral y cívica a  los niños antes de llegar a los colegio?

‑ Así es la política......

‑ No así es la mediocridad, porque hay políticas y estilos de política; hay políticas de altura, pero eso es mediocridad, eso es falta de educación.  A mi me han tratado de desvirtuar muchas cosas positivas que he hecho, porque no se quiere que las cosas las tengan controladas. No permito vagabunderías. O porque “corto cabezas” cada vez que alguien se equivoca o incurre en corrupción.

‑ ¿Cómo se ha evitado que se lleven a cabo prácticas de corrupción?

‑ Lo más importantes es que estamos buscando personas y equipos idóneos, por lo menos en el área de directores. Cada director es responsable de la mayoría de su equipo, de estar pendiente de que haya criterios claros en principios. Uno procura que cada uno sea responsable de sus actos de tener fiscalización. Sin embargo, no escapamos de una realidad: que existimos en un mundo político, donde hay una Cámara Municipal y donde los concejales nombran un controlador, un sindico y un abogado a semejanzas de ellos, no a semejanzas del alcalde. Entonces allí hay una dualidad. Yo no soy responsable absoluta de las personas que ellos nombran, ni de las conducta que cada uno de ellos tenga. Cada uno aquí es adulto y responsable de sus actos. La comunidad es la que debe saber a quienes pusieron a desempeñar cargos y tienen que saber exigirles y cuestionarles su conducta. La comunidad es la que tiene que ponerse los lentes y saber como se bate el cobre y no dejarse engañar. Los mejores policías y vigilantes que tiene Chacao son sus vecinos. Este problema es de todos.

‑ Y en cuanto al control de la delincuencia, ¿Qué recomendaría a otros municipios?

‑ Lo mejor es saber cuál es el  problema específico, enfocarlo, conseguir el personal para enfrentarlo. En Chacao hemos reducido el hampa en 52%, a pesar de que subió en 200% en el área metropolitana. El hampa en Chacao y en el resto del país se concentra de maneras distintas. En Chacaito se concentra de una manera. En Altamira Norte, es robo de casas, aquí es hurto. En el caso de Chacao puede ser otra cosa. En el propio municipio empiezan a surgir distintos tipos de delito. Y son distintos a los de otros municipios. Tú no los puedes tratar a todos iguales. No se les puede dar a todos una formula general. Cada urbanización, cada edificio, tiene un problema distinto.  

‑ ¿Piensa seguir dentro del mundo político?

‑ Por lo pronto, solo a la reelección de Chacao. Yo acabo de fundar “Irene”, un partido que sólo va apoyarme a mi. Buscando mantener un respeto de todas las tendencias y filosofías que puedan concebir cada una de las organizaciones políticas existentes en nuestro país.  Yo he buscado que lo más importante sea la comunidad. Aquí venimos a resolver problemas, aquí vinimos a servir y a regir el municipio con autoridad.  En este marco de ideas, las organizaciones que se quieran unir a este gran proyecto que es nuestra gente, vengan y trabajen. Es decir procurando su beneficio. En este instante, para mi es satisfactorio no solamente ver las encuestas a nivel de la colectividad, sino que le he preguntado a todas mis asociaciones de vecinos si querían que yo fuera a la reelección y se han mostrado de acuerdo. Una cosa es la que uno pueda estar pensando y otra es lo que la gente piensa. Agradezco que no me engañen y que siempre me digan la verdad. Es necesario una nueva gestión; el equipo de trabajo le falta todavía madurar, para que sea mas sólido. Los vecinos son muy exigentes. Espero que los futuros alcaldes de Chacao sigan con ésto que yo estoy ayudando a formar.

 

Diana Interdependiente

Irene, como Diana, la diosa Griega, es la dueña del bosque. O es el bosque mismo: oscuro impenetrable. Solo deja ver lo esencial. Las ninfas que le sirven cuidan con celo su tiempo y su lugar. Activas, suficiente, sus colaboradoras no admiten que Diana se revele mas de lo necesario.

En la entrevista, Irene Sáez se guarda de mostrar su sangre y linfa, su intimidad. Su vida  sentimental está protegida por una fortaleza. Las especulaciones al respecto ya forman parte de la mitología cotidiana del venezolano. En la charla se muestra a ratos contenida, a veces emocionada. Alimenta sin proponérselos las constantes de su mito. En su confrontación con la prensa no ha dejado constancia, hasta el momento, de su  vínculo con lo masculino. En realidad, tampoco le interesa en demasía. En territorios viriles, su mención despierta más respeto que morbo. Tal vez remembranzas de aquel temor inveterado al que hace referencia el relato sobre Acteón, el joven cazador que se atrevió a mirar a Diana bañarse desnuda. El voyeur tuvo que pagar cara su osadía al ser transformado, por venganza de la Diosa, en un ciervo que término por ser alimento de su propia jauría.

Irene Sáez sólo muestra su buena disposición al hablar de lo que considera su  misión en la vida y su devoción religiosa. Y su hilo conector del "cielo" como señala,  a su  persona. “Mi actitud religiosa ha sido lo que me ha guiado. Yo tengo un equipo allá arriba que es mas poderoso que el que esta aquí. Tengo por supuesto a mi mama y a mis santos, que me consienten: La Milagrosa, Maria Auxiliadora, Don Bosco, la Virgen de Fátima,  la Virgen de Coromoto….”  La escolta celestial como un corro protector, se planta con mística gravedad tras el asiento de la Alcaldesa. Los colores con los cuales se identifica la Alcaldía, Azul y Rosado, son también los colores del manto de la virgen Maria Auxiliadora. El aura de la Alcaldesa seduce en los sitios  y actos en los que hace presencia. “Esa niña  se comió un ángel y no lo sabe” asevero una señora, luego de tocarla con unción durante el acto de  inauguración de las obras del metro del Valencia. Algunas personas perciben en ella un carisma particular, que quizás explique su aparición en las encuestas como la persona de  más credibilidad en el  país.

Roberto De Vries, psiquiatra, ha llegado a apuntar que Irene Sáez representa la imagen del  nuevo liderazgo del país. Un liderazgo interdependiente, más democrático, en el que las acciones tienen mas peso que las palabras. “Yo respeto profundamente y aprecio a De Vries – apunta la Alcaldesay me siento identificada de alguna manera con esta idea. En Venezuela, la gente joven busca canales de expresión distintos, y nosotros en la Alcaldía tenemos visiones distintas de cómo se deben hacer las cosas. No nos gusta tanto lo que es la retórica, si no mas bien las acciones, como un bien social independiente, porque todos dependemos unos de otros. Y aquí no debe existir la rivalidad, si no la cooperación entre unos u otros”.

La alcaldesa prefiere manejar con cautela el repunte de popularidad que ha tenido en los últimos meses. Por el momento solo piensa en su reelección. Las metas a corto plazo ha sido una constante en su vida la decisión de participar en el Miss Venezuela la tomo dos semanas antes de cerrarse el plazo de admisión y la participar en la alcaldía dos meses antes. Si Irene Sáez tiene ambiciones políticas de envergadura escondidas en fuero interno, solo le corresponderá a algún emulo de Acteón averiguarlo.

R.B.

 

28 dE octubre dEl 2014